Bajar de peso con Pole dance

Esta es una de esas disciplinas aplicadas a este siglo, que es practicada normalmente por las mujeres, ya que deriva del baile erótico en el pole o tubo, realizado por las bailarinas desnudistas. Sin embargo, hoy en día es una disciplina cualquiera, como el yoga o el pilates para bajar de peso, y al parecer es sumamente efectiva, pues no sólo te ayuda a adelgazar, sino que también tonifica los músculos y endurece las partes flácidas, según testimonios de las recepcionistas de cerrajeros 24 horas Valladolid que incluyen el pole dance en su rutina diaria para adelgazar.

La disciplina se basa en que, con la ayuda del baile, se ejercita el sistema cardiovascular, al igual que si se estuviera trotando o corriendo por varios minutos, ligado a las figuras acrobáticas realizadas en el pole, las cuales requieren de cierta fuerza física, tanto en los brazos, como en las piernas, cintura y abdomen. Esto es lo que normalmente ayuda a moldear diversas partes del cuerpo, siendo las piernas y los brazos los que están en constante movimiento con esta disciplina, ayudando al cuerpo a sudar y a eliminar toxinas, así que deberán prepararse para llamar a cerrajeros Granada en caso de que las lavadoras se dañen con toda esa ropa sudada.

Lo bueno de esta disciplina es que es sumamente entretenida para las mujeres, pues además de disfrutar de la música empleada y de lo divertido de las acrobacias, es que dependiendo de qué tan exigente sea tu rutina, el número de calorías a quemar será sumamente elevado, por lo que una rutina normal de un tiempo estándar de una hora y media podría incluso llevarles a quemar hasta seiscientas calorías por día, algo increíble y que sin lugar a dudas te dará frutos en un muy corto periodo de tiempo, según nos explica Andreina Alvares, recepcionista de la empresa de cerrajeros Elche, quien en sus tiempos libres hace las veces de entrenadora de Pole dance en un gimnasio.


EL GITANO UNIVERSAL

Joaquín Pedraja Reyes conocido por todos como Joaquín Cortés es un bailarín, coreógrafo y director cordobés. Decidió dejar su Andalucía del alma y comenzar su camino como bailarín en Madrid. Allí comenzó sus estudios de danza.

Dos años más tarde forma parte del Ballet Nacional de España. Desde joven pudo disfrutar de las mieles del éxito y pudo bailar en diferentes lugares del mundo como el Metropolian Opera House de Nueva York o el Palacio de Congresos del Kremlin de Moscú.

Más tarde, decide abandonar el Ballet Nacional Español, y empezar a volar solo. Bailó con personas tan importantes como Maya Plisetskay o Peter Schmalfuss.

Su trabajo también es reconocido por todo el mundo. Ha participado en el Festival Flamenco de Verano en la ciudad japonesa de Tokyo. Tras numerosos éxitos decide embarcarse en un nuevo proyecto y crear su propia compañía de baile llamada Joaquín Cortés Ballet Flamenco.

También su imagen ha estado presente en diferentes anuncios publiciarios como el del Seat Ibiza Passión. Cortés persona polifacética donde las haya, debuta como actor en “La Flor de mi secreto”. No sería el único papel que haría en la gran pantalla. En 2000 interpretaría su primer papel protagonista en la película “Gitano”.

Luego viaja a Nueva York para empaparse de las novedades sobre danza contemporánea. Cortés gran representante de la etnia gitana, crea la Fundación Gitana Joaquín Cortes para dar a conocer el arte gitano.

Entre sus grandes éxitos estaría Live, que le lleva a recorrer países como Grecia, España o Italia.

Su nombre empieza a aparecer en todos los lugares del mundo. Hasta tal punto que crea su propia perfume para hombres.

“Calé”, su gran obra, mezcla espectáculos realizados anteriormente y homenajea a la mujer más importante de su vida, su madre. Por dicho espectáculo fue premiado con el Premio Lunas, considerado el mejor espectáculo alternativo.

En España también ha sido muy reconocido. El gobierno español le concedió “La Medalla de Oro al mérito en las bellas artes”.

Para los expertos en danza, Joaquín es considerado uno de los diez mejores bailarines del S. XX.


LA EXPERIENCIA DE CANALES

El sevillano Antonio Gómez de los Reyes más conocido como Antonio Canales comenzó su andadura como bailaor en el Ballet Nacional. Procede de una familia de artistas. Bailaor carismático, con mucha personalidad y con pocos pelos en la lengua.

Más tarde decidió emprender rumbo a Paris y formó parte del ballet de Maguy Marín. Tras la participación en numerosas coreografías, años más tarde creó su propia compañía. La obra que ha cosechado más éxito fue “Torero” que fue estrenada en Canadá.  Tal fue el éxito que fue nominado a los Premios Emmy y se convertiría en el representante del Festival Internacional de Danza.

Durante su trayectoria profesional Antonio Canales fue premiado con el premio Nacional de Danza y con el premio al mejor bailarín internacional en México.

Otros de sus éxitos fueron Cenicienta (2000), Ojos Verdes (2003) y Grito. Pero también ha dado el salto a otras facetas como la de escritor publicando su primera novela llamada Sangre de Albero.

Como no hay nada que se le puede resistir a Antonio Canalés,  decidió saltar a la gran pantalla e hizo sus pinitos como actor protagonista en la película “Vengo”.

En 2004 con la ayuda de Miguel Narros estrena “CARMEN, CARMELA” que le llevaría a viajar por toda Latinoamérica.

Se encargó de bailar la obra “Sangre de Edipo” de la mano de Hansel Cerez y que fue estrenada en el Festival Clásico de Mérida.

Antonio Canales no se le ha resistido nada, y menos el baile por eso en 2007 decidió incorporarse dentro del jurado del programa de “Mira quién baila” emitido en Televisión Española para aconsejar a los concursantes que participaban en él.

No solo conocemos a Canales por su trabajo sino también por desgracia, por algunas polémicas publicada en la prensa rosa en las que se ha visto envuelto sin quererlo. Sin duda, genio y figura hasta la sepultura.


El ballet clásico

Dentro del ballet hay distintas sub clasificaciones en las que podemos encontrar al ballet clásico. El ballet clásico dentro de esta danza es el más formal de todos, cuyo origen viene desde el baile tradicional de Rusia; el ballet ruso. Pero también tiene otros antecesores que son el italiano y el francés. Lógicamente cada uno de ellos cuenta con sus variaciones pero todos ellos tienen algunos aspectos en común, que sin ellos no se les podría llamar ballet a ninguno de ellos.

Algunas de esas características son las siguientes. La utilización de las puntas, es el nombre que recibe el ‘’zapato’’ o calzado especial que se utiliza en este tipo de danza, en el ballet en general. Está regido por unas normas y movimientos muy estrictos, con diferentes pasos y movimientos tanto precisos como fluidos.

El poder practicas este tipo de danza, exige muchos años de preparación. El estar provisto del vestuario adecuado y propio de esta danza; los leotardos y mallas, siendo el tutú algo opcional. Pero que sobre todo en mujeres es algo muy característico y bello de admirar durante el desarrollo del baile.

Como ya he comentado previamente, las puntas son el calzado que puede ser de media-punta o solo punta.

El cuerpo de un bailarín de ballet clásico debe ser proporcionado, con los huesos de los tobillos y pies bien entrenados para resistir su peso sobre las puntas.

El ballet clásico, dentro del ballet es la representación del género dramático mediante diferentes danzas, movimientos coordinados o pantomimas. El ballet clásico se define a sí mismo por su técnica. Aunque dependiendo de la zona geográfica podremos encontrar un tipo de música diferentes, otro tipo de coreografía o una danza más o menos clásica.

Pero sin duda, el ballet clásico es el más antiguo de todos, y el que dio a conocer esta preciosa danza, y conocer las nuevas creadas a partir del clásico.


JULIO BOCCA

Julio Bocca es un bailarín y coreógrafo de ballet argentino que con solo siete años empezó su carrera de baile en la Escuela Nacional de Danza. Aunque sería con cuatro años cuando aprendió los primeros pasos del ballet. Años más tarde, formó parte de la Compañía de Ballet de Cámara del Teatro Colón dirigiendo su propio espectáculo.

Coincidiendo con su mayoría de edad, Bocca ganó la medalla de Oro en el Concurso Internacional de la Danza de Moscú. A partir de este hecho, su carrera profesional despegó como la espuma.

Para Bocca sus grandes referentes fueron José Parés, María Luisa Lemos, entre otros.

En la década de los 90, creo su propia compañía de teatro. Más tarde junto a Ricky Pashkus, crea la Escuela de Comedia Musical. Bocca ha estado bailando en lugares tan importantes como el Royal Ballet de Londres, la Zarzuela de Madrid o el Teatro Municipal de Santiago de Chile.

Bocca se despidió de los escenarios con la Bocca-Ultima tour y rodeado de otros compañeros de profesión como Diego Torres o Mercedes Sosa entre otros.

Tras su retirada, Bocca ejerció como director del Ballet Nacional de SODRE. Desde que estuvo al frente de este cargo, realizó numerosos espectáculos y grandes obras que le obligó a viajar alrededor del mundo. Bocca ha afirmado en alguna ocasión que quería situar el Ballet Nacional de SODRE entre las mejores pero no llegó a conseguirlo.

Por circunstancias que se desconoce, dejó la dirección del Ballet Nacional de SODRE pero no de manera definitiva. Debido a las numerosas polémicas a las que ha estado inmersa fuera de los escenarios, podría haber llevado a haber realizado esa decisión.

Pese a eso, sus últimos trabajos han sido grandes éxitos. Podríamos destacar “Estrellas en danza” en el que participo el bailarín español Igor Yebra o “Un tranvía llamado deseo”.


La danza del vientre

Alguna vez hemos oído hablar de la famosa danza del vientre, pero en este artículo explicamos algo más acerca de su historia y dónde se ha desarrolló esta danza.

Esta danza es una mezcla de distintos elementos tanto de Oriente Medio como de la parte Norte de África.

Dependiendo de la zona de procedencia, recibía un nombre diferente. El nombre árabe es conocido como raks sharki lo que se traduce como danza del este o danza oriental, debido a la zona de a que procede. Aunque al tratarse de la danza propia del país podemos encontrar también encontrarlo bajo el nombre de danza nacional: raks baladi. Esta parte de la danza oriental es solo una parte de la danza del vientre, esta danza se trata de una parte muy elemental de la danza en la que el movimiento es poco, básicamente de cadera.

Esta parte fue evolucionando hasta Egipto donde ya la conocemos como danza del vientre.

El raks sharki que hemos mencionado anteriormente al llegar a Egipto fue evolucionando como una danza folclórica junto a la danza clásica y contemporánea. Este tipo de danza se expresa con vueltas y más movimiento en todo el cuerpo; no solo en las caderas.

Una pequeña descripción de esta danza podría ser la siguiente. Como ya sabemos es una danza folclórica que puede ser interpretada por una o más bailarinas que interpretan increíbles coreografías en espectáculos. Son movimientos suaves y fluidos, moviendo con dulzura y eficacia diferentes partes del cuerpo y sobre todo las caderas. Lo bueno de este tipo de danza es que no es totalmente acompasada; de hecho, si nos fijamos algo podemos observar que no es necesario que los brazos se muevan al mismo ritmo que las caderas. Todos los movimientos de esta danza deben ser naturales, bonitos y fluidos. No se mueven los pies del suelo, lo cual significa la unión a la tierra.


El minueto, una danza histórica

El minueto, o minué, es una danza de origen francés. Típica de la música barroca, alcanzó su pleno desarrollo entre los siglos XVII y XVIII. Un baile elegante que cobró tal relevancia que llegó a incluirse en óperas y ballets y que incluso grandes compositores utilizaron en algunas de sus obras, compositores como Mozart.

El minueto fue durante décadas el baile cortesano. Imprescindible en reuniones sociales y de gran relevancia durante el reinado de Luis XIV. Fue cobrando importancia y se hizo imprescindible, pero este baile, en principio sereno y elegante prácticamente desapareció a mediados del XVIII. Tuvo un ligero resurgimiento en el siglo XIX, pero fue anecdótico.

El bale es más complicado de lo que a simple vista parece. Tras el saludo a quien presidiera el baile y entre los bailarines, la danza se desarrollaba en un rectángulo. Básicamente, en él los bailarines realizaban distintos pasos, primero enfrentados y luego realizando una zeta imaginaria en el suelo. Al encontrarse, ambos bailarines presentaban la mano derecha, daban una vuelta completa y presentaban después la mano izquierda. Acababan uniendo ambas manos y saludando.

En cuanto al patrón de los pasos, básicamente se trataba de cuatro pasos pequeños, empezando por el pie derecho. Pasos que podían ser muy variados. Sin embargo, tanto los pasos como las combinaciones entre ellos podían llegar a variar mucho según los países y la época, en algunas regiones, incluso, se llegó a introducir aspectos de los bailes típicos.

Señalábamos que grandes compositores incluyeron minuetos en sus obras. Con mayor o menor complicación los encontramos son solo en alguna obra de Mozart, como señalábamos, también el trabajos de Bach, Scarlatti, Hadyn o Sammartini. Pero no solo fue del interés de compositores, también pensadores como el mismísimo Rousseau se interesaron por el minueto, de hecho, este escritor y pedagogo llegó incluso a escribir una teoría sobre el minueto, señalando el número de compases, las frases y la estructura de la música.


La danza española y el flamenco bailan juntos

Transmitir con el cuerpo, contar sentimientos e historias, embellecer la música que está sonando con los movimientos armónicos y acompasado, canalizar con brazos y piernas las percepciones de la condición humana, mostrar el lamento de un pueblo, enseñar la alegría y tradiciones de etnias y colectivos, apostar por una forma de vida que no necesita más explicación que la pasión… Todo ello y mucho más es el baile flamenco y es la danza española, disciplinas hermanas que caminan en muchas ocasiones de la mano con un mismo sentir.

Sara Baras tal vez sea la última gran figura del baile que ha sabido ensamblar en cada uno de sus movimientos y en cada una de las interpretaciones de sus coreografías esa percepción de conexión entre el flamenco y la danza. Otros muchos anduvieron este camino y buscaron puntos de acuerdo entre las dos disciplinas. En este campo, es imposible olvidarnos de nombres como Antonio Gades, Javier Latorre, José Antonio Ruiz, Antonio Canales, Víctor Ullate, Ramón Oller o Benvindo Fonseca, en lo que a artistas masculinos se refiere.

En la parcela femenina de bailaoras de raza flamenca que supieron amoldarse a las coordenadas y estructuras de la danza española más clásica, podríamos rescatar nombres como los de Pilar López, Teresa Nieto, Cristina Hoyos, Aida Gómez o Eva La Yerbabuena. Todas honraron de una u otra manera, con una personalidad más o menos flamenca y jonda, al baile con letras mayúsculas.

Hoy en día, con escuelas que apuestan de forma deliberada por esta unión, como es el caso de Flamencodanza Estudio, bailarines y bailaores, bailarinas y bailaoras, se encuentran en un terreno común que ya no les es ajeno. Para la Bienal de Flamenco, que arranca en estos días de septiembre, muchos espectáculos y cursos inciden en esta vía. Rafael Estévez y Valeriano Paños darán buena cuenta de ello en el curso especial Flamencodanza.


Bulgaria y sus danzas populares

Tanto la danza más ortodoxa como la más ligada a manifestaciones y ritos populares ocupan un lugar muy importante en la nación de Bulgaria. En los últimos años, la propia lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco optó por incluir una danza genuina búlgara, la tradición de danza mística de los Nestinar. Este antiguo rito consiste en bailar descalzos sobre las ascuas del fuego, con música de gaita y tambor de fondo. El talento de los danzarines es tal que parecen entrar en trance sin ni siquiera hacerse una quemadura y conservando la armonía del cuerpo y el arte en cada uno de sus movimientos.

Pero la danza sobre las brasas no ni mucho menos la única manifestación popular de expresión corporal y musical. Entre las muchas danzas búlgaras, cabe reseñar también la belleza y el carisma que desprende el joró, un baile que escarba en lo más hondo del folclore de Bulgaria y que se baila en rondas de danzas donde los miembros tienen sus manos unidas.

Bulgaria sabrá seducirnos además con sus danzas de agradecimiento. La cosecha de los viñedos comienzo con el Trifon Zarezan, una danza que sirve para atraer la suerte y para elegir al Rey de Viñas. Para recibir la Navidad y el Año nuevo, la danza de Survakari reúne a grupos de niños ataviados con los trajes típicos de cada una de las regiones de Bulgaria, que realizan bailes itinerantes por distintos enclaves de las ciudades y a las puertas de distintas casas.

Por su parte, el día de San Lázaro viene acompañado por la hermosa danza de Lazarovden, que sirve como ofrenda a pastores y ganaderos; cuenta la leyenda que esta danza les valía para elegir novia ala Lazarki, mujeres jóvenes que antiguamente dejaban de estar sin pareja en la fecha de San Lázaro.


Aprende a bailar merengue

El merengue es un estilo de música de tipo danza Dominicana. Los compañeros se mantienen entre sí en una posición cerrada. El líder sostiene la cintura del seguidor con la mano derecha mientras agarra la mano derecha del seguidor con su mano izquierda a nivel del ojo del mismo. Ambos doblan sus rodillas ligeramente hacia la izquierda y a la derecha, con lo que las caderas se mueven en ese mismo sentido.

Las caderas del líder y el seguidor se mueven en la misma dirección a lo largo de la canción. La pareja puede caminar de costado o en un círculo entre sí, en pequeños pasos.

Pueden cambiar a una posición abierta y hacer turnos separados sin soltar las manos del otro o liberar una mano. Aunque el ritmo de la música puede ser frenético, la parte superior del cuerpo se mantiene majestuosa y las vueltas son lentas (pero no los servicios de Cerrajeros economicos Benidorm, la puntualidad es su orgullo).

Hay muchos pasos que se pueden ejecutar en el merengue, uno de los más básicos es el paso lateral en el cual el líder de la pareja empieza moviéndose con su pie zurdo. El seguidor empieza a moverse con el pie derecho. Se pone el peso del cuerpo en la pierna diestra se ejecuta un paso hacia la izquierda con el pie zurdo. Este es un baile dominado por Juan Francisco, un empleado de Cerrajeros Valencia que es un maestro local del merengue, siendo el rey de la vida nocturna valenciana.

En el momento que se toque el suelo, el peso cambia hacia la otra pierna. Justo en el momento en el que se termine de transferir el peso, se mueve el pie derecho hacia la izquierda para terminar. En ese momento tus pies se deberían encontrar en la posición en la que se comenzó.

Luego, se hace el proceso inverso, se transfiere el peso hacia la pierna izquierda para luego ejecutar un paso dirigido a la derecha con el pie derecho. Lugo de lograr tocar el piso, se cambia el peso a la otra pierna para después arrastrar la misma a la derecha para culminar el paso en su totalidad.

Sus pies deberían de estar en la posición inicial y luego de esto, se puede repetir el procedimiento para ejecutarlo nuevamente. Y luego de que sus puertas sean aseguradas perfectamente por Cerrajeros 24h Alicante, usted podrá bailar este estilo con tranquilidad.