Monthly Archives: julio 2019

El baile no solo es divertido también previene la demencia y potencia la inteligencia

El baile ha sido reconocido no solamente por brindar la oportunidad de diversión sino también gracias al ejercicio físico que supone su práctica, por ayudar a mantener el cuerpo en forma y por tanto mantenerlo saludable.

Pero recientemente también se ha encontrado que la danza contribuye positivamente  en la estimulación de la mente y en el incremento de la agudeza cognitiva.

En esta línea se orientó el estudio adelantado por el Albert Einstein College of Medicine de Nueva York, quien realizó durante 21 años una investigación en personas de más de 75 años, con el fin de medir las variaciones en los niveles de agudeza mental a medida que avanzaban en edad, conforme al tipo y frecuencia de actividades, tanto de ocio como de ejercicio físico que realizaban.

El objetivo era determinar cuáles actividades tenían influencia en el desarrollo de la inteligencia y cuáles no, y para ello realizaban el monitoreo de las tasas de demencia y de alzhéimer en la población estudiada.

Los resultados fueron sorprendentes, ya que encontraron que la única actividad física que aparentemente ejerce algún tipo de protección contra la demencia es el baile, si aunque no lo crea, la danza resultó beneficiosa en este sentido. Otros ejercicios físicos evaluados como la caminata, el ciclismo, la natación y la gimnasia, que tienen un poderoso efecto cardiovascular, aparentemente  no aportan los mismos efectos en cuanto a reducir la incidencia del deterioro mental.

El estudio analizó la relación entre el deterioro de las facultades intelectuales de la población objeto de análisis y la práctica y frecuencia con que realizaban algunos de los siguientes tipos de actividades recreativas; la lectura, la escritura, completar crucigramas, la conversación, ejecutar un instrumento musical, la natación, el ciclismo, la gimnasia, la caminata, los juegos de mesa, las tareas de limpieza y el cuidado de niños.

Y lo que es aún más sorprendente, es que según este estudio, bailar aporta una reducción del riesgo de demencia muy superior inclusive al obtenido por la lectura, que hasta hace poco tiempo estaba catalogada como una de las actividades más potentes en esta dirección. Según la clasificación del estudio bailar reduciría el riesgo en un 76% en tanto que la lectura lo haría en un 35%

Las razones de los beneficios del baile aparentemente se encuentran en el tipo de interacciones sociales y mentales que se requieren para la práctica del mismo, ya que al bailar se integran cuatro funciones mentales; la kinésica, la racional, la emocional y la musical, logrando por tanto la estimulación de la conectividad de las neuronas.

Pero la danza no solo puede ayudar para tener una mejor vejez, también tiene un efecto notable sobre la inteligencia ya que según los expertos al bailar se requiere mantener la concentración y la atención además de memorizar los pasos, lo que constituye un desafío constante para  la mente. Además al practicar el baile el cerebro debe reinventarse continuamente, encontrar respuestas y tomar decisiones rápidas, por lo que la actividad neuronal se mantiene muy activa durante este proceso.

Otro de los resultados que arrojó el estudio, es que para que realmente esta actividad o cualquiera de las otras que resultaron con efecto protector positivo  contra la demencia senil realmente surtan el efecto buscado,  requieren de la práctica frecuente, es decir más es mejor, por lo que para garantizar la agudeza mental y la inteligencia es necesario bailar siempre que puedas. ¿Y qué mejor noticia que esta? pues bailar es divertido, nos ayuda a tonificar el cuerpo y mantenerlo sano y si además potencia la mente y nos permitirá de cara al futuro tener una mejor vejez que más se le puede pedir. Anímate y haz como Sandra quien cada tarde al salir de su trabajo como tele operadora en la empresa de electricistas instaladores, pasa una hora bailando en una academia de danza que le queda camino a casa.