Monthly Archives: Julio 2016

El motivo de la danza

La historia y el origen de la danza se remontan hace muchos años en los que siempre ha utilizado como una forma de expresión corporal, en la que la expresión de sentimientos, estados de ánimo era su principal objetivo. Este tipo de práctica ya se realizaba en la prehistoria aunque por aquel entonces la danza no iba acompañada de música.

Desde hace siglos la danza ha sido acompañada de música en la que el cuerpo se acompasaba y se fundía para poder demostrar o transmitir algo mediante ambos. La música que acompaña a esta danza es muy variada, al igual que la danza y dependiendo de la intención de transmisión o el tipo de baile que se pretenda interpretar variarán. Pero no es imprescindible el acompañamiento de la música para la interpretación de una danza.

Hoy en día, la danza se utiliza mucho como una herramienta a través del cuerpo de expresar algo. El motivo de bailar puede ser muy variado, ya sea a modo de festejo o celebración, actos religiosos, o libración del cuerpo. Algunos de los claros ejemplos en los que hoy en día se utiliza esta forma de expresión son los bailes de las bodas, en fiestas religiosas, o para abarcar algo más general en celebraciones sin más. Ya que la danza es una manera de expresar alegría, de transmitir mediante movimientos sentimientos positivos. Aunque lógicamente, también es posible y también muy habitual el expresar negatividad, tristeza, engaño. Para ello la música es uno de los puntos más fuertes, ya que solo escuchando un pequeño compas de la pieza a bailar podremos saber si se trata de algo triste o más bien alegre.

Aunque actualmente los mecanismos de comunicación sean muy diversos y hayan evolucionado mucho… Es cierto que la danza a veces sirve para expresar algo de nuestro interior que muchas veces no estamos dispuestos a expresar. Pero al escuchar algo de música que lo pueda acompañar nuestro cuerpo se mueve solo y nos ayuda a librarnos internamente.


EL CHACHACHÁ COMO BAILE DE SALÓN

El chachachá es uno de los bailes de salón latinos más importantes, tiene su origen en Cuba comenzó a bailarse en los años 50.

El chachachá es un baile de ritmo más lento al del mambo pero que mezcla pasos tanto del mambo como de la rumba pero aplicados a otro estilo más tranquilo y sensual. Este tipo de baile recibe este nombre por hacer referencia a los pasos que hay que seguir en el mismo, la esencia del chachachá son tres pasos que se realizan muy rápido y que son bailados en dos tiempos “cha cha cha´´

Este tipo de baile tras la Segunda Guerra Mundial se hizo más popular que el propio mambo y en la actualidad se puede llegar a confundir el chachachá con la salsa ya que tienen un ritmo parecido, la salsa en cambio a pesar de seguir el mismo ritmo que el chachachá se ejecuta en cinco pasos.

Algo muy característico del chachachá es que sus bailarines no se desplazan demasiado durante el baile sino que realizan los pasos en un espacio relativamente pequeño ,esto es porque los pasos a realizar son cortos en los cuales no se tienen que levantar demasiado los pies sino que más bien se deslizan sobre el suelo. Otro aspecto característico de este tipo de baile es la actitud del bailarín tiene que tener un porte relajado y a la vez coqueto con su pareja, los movimientos de cadera son imprescindibles en cualquier paso a dar en el chachachá.

Cada vez son más las parejas de baile que apuestan por este género latino tan provocador.


Bailes regionales españoles

No cabe la menor duda de que en nuestro país contamos con cientos y cientos tipos de bailes o danzas regionales diferentes, agrupados geográficamente. Cada uno de ellos distinto del anterior y todos ellos con la esencia particular de cada zona, y la música acompañando cada paso de baile. Aunque aquí solo vayamos a mencionar algunos de los más destacables es importante que no olvidemos que hay muchos más y todos ellos constituyen un rasgo de cultura de nuestro país.

Los que más tradición llevan a sus espaldas con un pedazo de historia pegado a sus movimientos son los siguientes:

Por qué no comenzar este repaso por las sardanas, típicas de Cataluña. Sus orígenes se remontan al siglo XVI pero la sardana que se baila actualmente es la que se empezó a conocer en el siglo XIX.

Este tipo de baile, es un baile en grupo. Donde todos los integrantes están agarrados de la mano mientras forman un gran círculo en el que se aprecia el intercalado de hombre y mujer; ambos con los brazos elevados. La música que acompaña a la sardana la interpreta la cobla.

Algunas de las sardanas más conocidas son la de ‘La LLevantina’ o ‘La Santa Espina’.

adfCerca de Cataluña nos encontramos con la Jota Aragonesa, de Aragón. Cuya procedencia se cree que es árabe aunque no es algo que esté establecido. La jota que se baila actualmente es de principios del siglo XIX. Para este tipo de baile regional es importante conocer sus pasos de punteado de punta y talón con pequeños saltos. Y la pose característica de brazos en alto y arqueados.

Su música es interpretada por la rondalla junto con grandes voces.

Si dirigimos nuestra mirada al centro destacaremos el Chotis, de Madrid. De origen bohemio y nombre derivad del alemán. Llego al Palacio Real en el año 1850 y se hizo muy popular desde aquel momento pasando a ser el baile más castizo de Madrid, su símbolo de festividad. La mujer es la que gira alrededor del hombre, bailándose al son de un organillo. Alguno de los chotis más conocidos de la capital madrileña son ‘La Verbena de la Paloma’ o ‘El Chotis de Don Hilarión’.

Y cómo íbamos a dejar atrás al Flamenco de Andalucía. Porque si hay cosas que nos definen, el flamenco es una de ellas, y además conocido por el mundo entero de su proveniencia española.

Nació en Andalucía durante el siglo XVIII. En la interpretación de este baile se le acompaña del cante y de la guitarra, papel imprescindible aunque también acompañado de otros elementos como por ejemplo las palmas.

Es un baile expresivo e increíble de ver, recomendado de admirar por sus bellos movimientos y su transmisión de sentimientos.


EL ORIGEN DEL TANGO

El tango es un tipo de baile argentino que ha tenido su inicio en las ciudades de Buenos Aires,Montevideo y Rosario, antiguamente se relacionaba este baile con locales como los cabaret, prostíbulos y burdeles.

La palabra tango como tal adquiere diferentes significados dependiendo de la época en la que se traduzca , fuera de América tiene el significado de una isla de Hierro mientras que en América puede significar tambor, por otro lado en Buenos Aires llamaban tango al lugar en el que se reunían todos los esclavos para bailar, por ultimo en África la palabra tango hacía referencia a una onomatopeya.

En la época del cine mudo el tango estaba muy relacionado con el cine produciéndose muchas películas relacionadas con el tango como tema principal. Este tipo de películas no tenían una extensión superior a los 5 minutos pero luego ya sobre los años 30 cuando comenzó el cine sonoro también se produjeron películas con el tango como protagonista.

Entre los años 1940 y 1950 se encuentra la conocida época de oro del tango porque fue una época en la que la competencia entre músicos era espectacular, solo ingresaban en las orquestas los mejores y más cualificados,  la cantidad de tangos que se compusieron en esa época era realmente excesiva por eso ante todo primaba la calidad de dichas composiciones de tango.

Sin embargo en los años 50 por problemas de política y liberalismo el tango empezó a decaer de su apogeo y ahora en la actualidad el tango ha sido capaz de sobrevivir a este tipo de rechazo social.

La característica principal de este baile es el paso de sentir a la pareja abrazada y realizar movimientos de tipo sensual.


CONSEJOS PARA INICIARTE EN EL BAILE

Si lo que realmente te apasiona es el baile, aquí te dejamos una serie de consejos para que puedas bailar y sentir el baile desde un enfoque más sensitivo y con los cinco sentidos puestos sobre la pista.

En primer lugar hay que sentir el compás de la música, es el paso esencial para bailar bien ya que la música y el baile son uno, están estrechamente vinculados y uno no puede existir sin el otro. Si sientes la música estarás en el buen camino para comenzar a sentir el baile.

Bailar con estilo es fundamental y es que cada bailarín tiene su estilo que lo hace diferente pero es primordial el porte, mantener las posiciones en el sitio correcto es esencial en todo tipo de bailes.

La pareja de un bailarín es el 50 por ciento de todo, es su mitad, por eso escoger a la pareja de baile es una tarea súper difícil, no hay buenos y malos bailarines sino que hay que escoger a la pareja adecuada que es aquella que te complementa y se adapta a ti como si fuerais uno, en todos los bailes tendrás que agarrar a tu pareja con suavidad y soltura pero con absoluta firmeza. Como vemos, la conexión entre dos bailarines es la clave de un buen baile algo así como uno de los cerrajeros Bilbao abriendo las puertas en los hogares del Botxo.

Otro consejo para saber bailar bien es elegir adecuadamente el calzado correcto y ensayar con ese tipo de zapatos, y nunca nunca si se llega a actuar salir con unos zapatos nuevos , porque pueden hacerte rozaduras y jugarte una mala pasada ya que no estás acostumbrado a ellos.

Y por último al baile hay que echarle horas y horas asique… ¡A practicar!


La danza contemporánea

Esta danza surge por la fusión de las formas más clásicas de la danza con los movimientos libres del cuerpo, una manera de expresión nueva y refrescante; la cual hacía unos años sería impensable a la hora de poner en escena o interpretar.

El protagonista principal de la danza contemporánea es el cuerpo del bailarín o bailarina. El cual mediante el movimiento libre de su cuerpo, intenta transmitir sensaciones, emociones, ideas, etc. Las bases principales de esta danza son las mismas que las del ballet clásico, pero en la danza contemporánea se mezclas movimientos corporales libres, acompasados y recientes; propios del siglo XX y siglo XXI.

El inicio de la danza contemporáneo, al contrario de lo que muchos piensan, no es algo tan reciente como se suele llegar a pensar. Aunque mezcla los movimientos del siglo XX y siglo XXI, su origen tiene lugar a finales del siglo XIX, donde el ballet clásico intentaba tomar una forma menos estricta y romper con las normas establecidas y regias del ballet clásico hasta entonces.

El primer cambio que decidieron experimentar los bailarines fue el cambio de calzado. O más que cambio, desaparición del mismo. Comenzaron a bailar descalzos; lo cual les permitía unos movimientos no tan rígidos y acompasados, rompiendo con la tradición sobre el escenario.

Gracias a esta nueva introducción de la dinámica sobre el escenario del ballet clásico, se comenzó a llevar a cabo una técnica clásica la cual chocaba de manera perfecta con otro tipo de movimientos o técnicas, llegando a través de diferentes influencias a bailes como el flamenco o bailes tribales.

Algo que no podríamos haber llegado a imaginar un par de siglos atrás, dado que el ballet clásico tiene unas normas rígidas, estrictas y nadie llegaría a pensar que romper con ellas nos pudiese llegar a dar una tan amplia variedad de danzas y bailes a partir de una sola.


¿Quieres aprender a bailar flamenco? Acá están los mejores bailes para aprender

El Flamenco es una de las danzas folclóricas más populares en todo el planeta, y tiene millones de seguidores en el mundo, tanto personas que se maravillan al ver los movimientos espectaculares de las bailaoras, y personas que practican esta danza tan maravillosa. Si tienes ganas de aprender a bailar flamenco y no estás seguro de cómo empezar, te mostraremos cuáles son los bailes más comunes que se enseñan en las academias para principiantes.

  1. Bulerías: las bulerías consisten en un ritmo muy acelerado, de hecho el más rápido dentro del flamenco. Las bulerías por ende, al ser tan aceleradas son un poco complicadas de aprender con total precisión, pero son una parte esencial del flamenco y por esto están en las clases para principiantes. Estas suelen tomar lugar cuando la presentación está llegando a su final, y al hacerlas las o los bailaores expresan todo su bullicio y travesura, mostrando su lado vivaracho y alegre. Todo principiante que aprende las bulerías forma una base muy fuerte y sólida para poder seguir su progreso con mayor facilidad, puesto que con las bulerías se desarrolla un genial dominio de la velocidad, compás y fuerza.
  2. Las Alegrías: este baile está repleto de interesantes contrastes, es jocoso, alegre y fiestero pero también es elegante, lleno de gracia y muy coqueto, el ritmo de este baile es muy animado y marcado lo que le convierte en un baile completamente contagioso. Asimismo, las alegrías tienen una serie de cualidades armoniosas y melodiosas que hacen que se distingan de los demás bailes por su frescura. Los silencias de las alegrías son muy armoniosos, y son llenados con giros, braceos y vueltas.
  3. Fandango: este baile celebra, con señorío y alegría, la gracia. Su ritmo es marcado, y contiene armonías muy melodiosas. El fandango se origina del folclor de Andalucía, siendo una rama netamente folclórica de esta danza folclórica que es el flamenco. Su compás es de doce tiempos.

Los inicios del ballet en Francia

El ballet es una de las danzas clásicas más conocidas alrededor del mundo. Cuyos orígenes los encontramos en la época renacentista italiana, que se desarrolló a lo largo de los siglos XV y XVI. Su expansión fue rápida y mundial; llegando primero a Francia desde Italia gracias a la ayuda de Catherine de Medici.

balletEsta mujer era una noble italiana que terminó casada con el rey de Francia, Enrique II. Por lo que llego a ser reina consorte, y gracias a su afición a esta bella danza la importó desde su país natal hasta Francia gracias a su influencia aristocrática. Una de sus piezas favoritas era ‘Le Paradis d’Amour’, así que utilizó esta preciosa pieza para el enlace de su hija.

El gran desarrollo inicial del ballet fue gracias a la financiación por parte de la aristocracia, desarrollaron el ‘ballet de corte’, cuyo principal fin era el entretenimiento de la aristocracia de aquella época, y los cuales adoraban esta preciosa danza.

La primera pieza que se representó fue el ‘Ballet de Polonais’, gracias a como no podría ser otra persona; Catherine de Medici. Esta fue una manera de homenajear la visita a la capital francesa (París) del embajador Polaco. Esta primera representación de un ballet de corte fue en el año 1573.

El siguiente ballet de corte que se llevó a escena fue unos años más tarde, en el año 1581. Donde la reina consorte de nuevo fue quien produjo esta preciosa pieza de ballet de corte a la cual tituló ‘Ballet Comique de la Reine’. Aunque sí que es cierto que la obra fue producida por Catherine de Medici, fue un hombre; Baltasar de Beaujoyeulx, el que mediante distintos arreglos a esta pieza consiguió una danza casi perfecta.

Lo que ambos creadores del ‘Ballet Comique de la Reine’ pretendían transmitir, eran los principios básicos de la Academia de Baif, por lo que en esta pieza consiguieron la fusión dentro de una obra dramática, de la música, el baile, la poesía y una puesta en escena maravillosa.